herbario-ovalles-facultad-farmacia-ucv

20

May

Un pueblo abandonado es el Jardín de Farmacia de la UCV

por: UCV Campus Sustentable

Por: Liseth Gómez

Cuando caminamos entre los pasillos de la Universidad Central de Venezuela, en la Facultad de Farmacia vemos una especie de jardín con gran número de plantas y especies animales.

Todos lo hemos admirado, pero solo quienes estudian allí saben de qué se trata realmente y para qué se utiliza. Y aunque muchos lo conocemos como el jardín de Farmacia, se llama “Herbario Ovalles”.

El título es un homenaje al Dr. Víctor Manuel Ovalles, un farmaceuta-botánico venezolano, nacido en San Juan de Los Morros, Edo. Guárico, que dedicó 25 años de su vida a la educación en la Facultad de Farmacia.

Ovalles fue uno de los 12 profesionales que fundaron la Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina, y dejó una gran colección de plantas medicinales en Guárico, listas para seguir estudiándose. Murió en 1955.

La biografía completa del Dr. Víctor Ovalles la puedes leer en:

http://revista.svhm.org.ve/ediciones/2015/1/art-14/

El Herbario (o Jardín) Ovalles fue fundado en diciembre de 1974 y es un museo de muestras botánicas destinadas al estudio especializado por parte de los alumnos de la universidad, en especial los de Farmacia.

En sus mejores tiempos, el herbario llegó a coleccionar más de 26000 plantas. Hasta hace unos años, el crecimiento había disminuido a menos de 2000.

Un herbario de investigación

Las muestras que hay en el herbario permiten a los estudiantes conocer cuáles son las especies que crecen en ciertas regiones, con cuáles condiciones, cómo es su apariencia, variabilidad y el uso que le ha dado el hombre con el paso de los años. El objetivo no es más que investigación.

Pero no son solo especies botánicas las que habitan en este jardín. Varias especies animales necesitan de estas plantas para protegerse del sol, para respirar, comer u otras necesidades vitales. Tales acciones también son parte del estudio.

Otra de las funciones de este jardín es el de archivo. Cada planta es prensada en dos dimensiones, secada para su conservación, fijada en cartulinas con todos los datos correspondientes y ordenada en una forma específica ideal para que el investigador la ubique rápidamente. Además, son registradas electrónicamente como respaldo.

El herbario también sirve de fuente para el Centro de Información de Medicamentos (CEDIMED) y el Centro de Información y Asesoramiento Toxicológico (CIATO), para casos de intoxicación por plantas y cualquier otro dato relacionado a botánica en general. Las industrias farmacéuticas también se benefician de esta biblioteca para generar nuevos medicamentos.

Por ejemplo, en el 2014, un grupo de investigadores de la Unidad de Cultivo Celular, la Unidad de Neuropéptidos, el Herbario Ovalles de la Facultad de Farmacia y el Instituto Anatómico José Izquierdo de la Facultad de Medicina, ambas de la Universidad Central de Venezuela, fue galardonado con el VI Premio Fundación~CAVEME a la Investigación Médica y Farmacéutica, por su investigación en la cual demostraron que la planta Ruellia tuberosa L. puede prevenir el daño renal en pacientes diabéticos.

El Dr. Carlos Ciangherotti, miembro del equipo, aseguró que la finalidad de esta y otras investigaciones con plantas es “contribuir con la validación farmacológica de especies utilizadas en la medicina tradicional venezolana”.

herbario-ovalles-facultad-farmacia-ucv-cartel

El Herbario Ovalles pasó de tener 26000 muestras de plantas, peces y tortugas, a ser un refugio de gatos con menos de 2000 especies botánicas

Un herbario sin presupuesto

La Universidad Central de Venezuela, junto a la Facultad de Farmacia, son los encargados de mantener y velar por el buen funcionamiento del jardín. Solía hacerse constantemente labores de mantenimiento, mejoramiento de las plantas y a la instalación en general, pero esto parece haber cesado.

Las muestras que ingresan al herbario, actualmente, son colaboraciones de tesistas de pregrado y postgrado, investigadores externos y profesionales del área, como biólogos, geógrafos, antropólogos y sociólogos, que realizan estudios aparte y deciden donar las especies a la universidad.

En el Herbario Ovalles, encontramos alguna vez, especies animales como peces y tortugas. Ya no están. Dicen los estudiantes que se los robaron, al igual que algunas plantas medicinales, entre ellas la escopolamina.

La escopolamina, mejor conocida como burundanga, es una planta utilizada por las industrias farmacéuticas para tratar el mareo, las náuseas, colitis y los vómitos. Además, sirve para provocar la dilatación de la pupila en exámenes oftalmológicos.

Dentro del herbario, había una gran laguna donde habitaban las tortugas, peces y también muestras acuáticas. Tampoco están. Hoy son, prácticamente, charcos de agua verde donde residen los cadáveres de las plantas que allí crecían.

Ahora, cuando caminamos por el pasillo de Farmacia, solo vemos gatos y recordamos el cargado y hermoso jardín que alguna vez estuvo allí. La falta de presupuesto que enfrenta la UCV ha afectado no solo al comedor, al transporte, bibliotecas, laboratorios, estructuras, sino también a la investigación. El herbario Ovalles no ha podido escapar de esa realidad y es por ello que cada día se ve más deteriorado.

La Facultad de Farmacia, desde el año 2015, ha estado buscando colaboradores que ayuden a levantar y recuperar el Jardín, pero son muy pocos los que han acudido.

Lograr el desarrollo de 26000 plantas en el Herbario de Farmacia, como en su mejor época, es una tarea que se ve, actualmente, imposible. No se cuentan con los recursos para conseguir nuevas muestras, ni para mantenerlas, por lo que tampoco hay suficiente investigación.

Si eres estudiante de la universidad, de cualquier facultad, y quieres ayudar a salvar el Jardín de Farmacia, puedes acudir a la sede y preguntar en el Centro de Estudiantes cómo hacerlo. Mientras el presupuesto sea insuficiente, la única opción está en que los propios alumnos colaboren con la recuperación del herbario y de toda la UCV.

Si no perteneces a la universidad, también puedes visitar el jardín y colaborar. Stephen Tillett, Gerard Haiek, Giovannina Orsini y Victoria Cabrera son parte del personal que labora diariamente e investiga en el Herbario Ovalles de Farmacia, siempre dispuestos a recibir visitas y muestras. Puedes acercarte a la Facultad y preguntar por cualquiera de ellos para que te den un paseo por el lugar.

La UCV y la Facultad de Farmacia han publicado una Guía para colaboradores que es de gran utilidad para todos aquellos que queramos ayudar.

DISCUSIÓN